¿Qué pasó cuando BlackBerry cayó en manos de los adolescentes?


https://i2.wp.com/img.somosblackberry.com/wp-content/uploads/2012/03/1318531990915.jpg

Hace algunos años, cuatro o cinco, era habitual ver una Blackberry por cada esquina, habitualmente compartiendo espacio con papeles y portátiles en mesas de oficina y en manos de trajeados trabajadores, que, apurados, tecleaban a toda prisa con los pulgares algún correo electrónico. «Blackberry, allí donde estés está tu oficin@» era el punto final de los emails que se enviaban desde el icónico teléfono móvil de color negro. El dispositivo fabricado por Research In Motion encajó a la perfección en el mundo de los negocios. Era fácilmente manejable gracias a su teclado físico y contaba con una gran ventaja frente a otros teléfonos inteligentes: su punto más fuerte era, y sigue siendo, el gran eslabón que conecta el mundo laboral y mueve el trabajo de oficina, el correo electrónico. El impecable funcionamiento del email posicionó a la Blackberry como el teléfono favorito entre el público ejecutivo. Hasta que cayó en manos de los adolescentes.

En cuanto los clientes más jóvenes comenzaron a oír hablar del Blackberry Messenger no dudaron ni en segundo en empezar a negociar con sus respectivas operadoras alguna beneficiosa tarifa que les permitiese hacerse con uno de estos teléfonos. Y la Blackberry se convirtió en el móvil estrella entre el público juvenil. El modelo Curve, el más asequible de la gama de RIM, disponible en blanco y en negro, se enfundó en carcasas acolchadas de colores fosforitos, se saturó de fondos de pantalla de paisajes y mascotas, y experimentó una sobredosis de emoticonos. Todavía no conocían el iPhone ni el Whatsapp. Y cuando lo conocieron, el smartphone de Apple estaba un poco lejos de sus posibilidades adquisitivas. A los de la manzana les bastó un abrir y cerrar de ojos para aprovechar el momento y conquistar al público original desatendido por RIM.

La avalancha de diferentes modelos de móviles inteligentes en el mercado de los últimos dos años, cada uno mejor que el anterior, y con un liderazgo disputado enfebrecidamente entre Apple y Samsung, hizo que Research In Motion, más lento que sus rivales, avanzase siempre un paso por detrás. Sus teléfonos no cumplían las expectativas del público general, que demandaba variedad en las aplicaciones y actualizaciones con las que Blackberry no contaba. Sus versiones de Twitter y Facebook eran más antiguas que las de otros teléfonos; Spotify, aunque finalmente llegó a los escritorios de las Blackberry, lo hizo bastante más tarde que al iPhone o a los dispositivos Android, e Instagram sigue, por el momento, sin asomar la cabeza por los móviles de la mora. Este tipo de carencias, unidas a sus prestaciones obsoletas -como su pequeña pantalla o el botón táctil, que dificultan la navegación en Internet, ya de por sí bastante lenta- fueron menguando, poco a poco, su mercado, hemorragia que ahora RIM quiere solventar con el lanzamiento de un nuevo sistema operativo, el BB10, y dos nuevos modelos telefónicos que saldrán al mercado el próximo mes de enero.

Sitio de referencia: www.lavozdegalicia.es
Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué pasó cuando BlackBerry cayó en manos de los adolescentes?

  1. Pingback: Las mujeres reinan en el mundo de los smartphones | NextTec Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s